IV Trofeo de Resistencia Deccla, enero 2.003

Aquí fue donde empecé a correr de nuevo. Después de no sé cuantos años sin correr en ninguna carrera, sólo había ido en los últimos años a rodar de vez en cuando, me decidí, empujado por las charlas que tenemos los jueves en el garito, a correr de nuevo. Nos enteramos que la carrera sería a final de enero y de 5 horas. En un principio pensábamos en correr en clásicas, con una Bultaco MKII, pero al final nos enteramos que dejaban correr a las RD350, como relleno de parrilla y a modo de prueba. Como yo tenía una y mi compañero otra, pues decidimos que en vez de montar la Bultaco, que estaba un poco dejada y totalmente desmontada, usaríamos nuestras RD´s. La suya, según él, estaba lista para correr, para correr a llevarla al desguace. Estaba súper dejada, chorreaba aceite por todos lados. Vamos, que arranca de casualidad. Bueno, pues me pongo a preparar la mía. La mía es del 84, de las primeras. Para empezar, la desmonto enterita, la dejo en el chasis. Lo repaso y lo pinto. Desastroso, con goterones por todos lados y ya a mediados de Diciembre. Pero con paciencia y tiempo lo dejo más o menos en condiciones. Los frenos que tenía montados eran una pinzas Tokiko de Kawa 600. Frenan igual, pero con menos esfuerzo. La bomba se la cogí a la Aprilia RS 250 que tengo en el garaje, y las pastillas de freno, las que tenía ya puestas de antes. El motor era un problema, porque el mío lo tenía, como todas las RD´s viejas, hecho polvo. Los cilindros gripados más de tres veces y a 100 de sobremedida, limados hasta la médula, el cigüeñal pa tirarlo. Al menos el embrague y las marchas sirven de pisa papeles. Así que mi compañero Juanfra, que tiene más motos que un desguace, me dejó un motor para ponérselo para la carrera. Todavía después de más de un año, está puesto. Actualmente es la moto muleto. Pues eso, le monté el motor ese que está súper currado, además un cilindro casi ni hace por comprimir. El motor lo dejamos de serie porque de 10 veces que ido a rodar con mi RD, 9 he gripado. Con los escapes de serie, taladrados por atrás con una viga de 15mm, para evitar las paredes del silencioso y así que echase de tó por atrás. Las láminas de serie, chiclés de serie, pero la tapa del filtro y el interior de la caja con más boquetes que un queso grullere, y además, sin la gomaespuma. Esa fue mi perdición. Las gomas pa que vamos a comprar unas nuevas. Bueeeno, compramos la trasera, un MT-75 y delante le dejamos el que estaba puesto del año... yo que sé. Además la tuve que pintar el carenado porque estaba de pena. La pinte de azul oscuro y algo de blanco, para que no viesen mucho los fallos.

El viernes no rodé, sólo mi compañero y tuvo una salida para ver es estado de las escapatorias. Yo llegué el viernes a eso de las 6 de la tarde y me encontré con una panorama típico de carreras. Mi compañero desmontando la culata porque le perdía agua y además le patinaba mucho el embrague. El otro equipo de Málaga con una moto gripada y la otra que también le patinaba el embrague. Desmontándolas estaban. Bajé mis cosas y a ayudar un poquito y dormir. Ya por la mañana, desayunamos y fuimos a la reunión de la organización. Antes de salir los contrincantes se preparan para una dura jornada.

"H" estirando un poco ntes de salir. Al fondo "G" con Dani preparándose.

De espaldas "G", en frente Manolo y a la derecha Juanfra y Guille. Todos preparándonos pa la batalla.

En los entrenos libres, salgo yo para ver como va la moto, y nada más salir de boxes, el embrague patina una barbaridad. ¿No será porque le he echado al motor aceite de Carrefour de coche? Mi compi sale de todas formas a rodar un rato y entra al poco de salir. Entonces rápidamente empiezo a desmontar la tapa del embrague y a ponerle a los muelles, arandelas para que éstos aprieten más y así no patine el embrague.

Lo monto todo otra vez y ¡FUNCIONA!. Ahora viene los cronometrados que sólo duran 20 minutos. Primero sale mi compi y luego yo. Nos cronometra Guillermo que iba en función de "manalle", esta vez. Después de terminar, nos dice que hemos rodado en 2:00 más o menos, así que pensamos que saldríamos al menos entre los 10 primeros. La sorpresa vino cuando nos dicen que salimos los 25, ¿Queeee? No puede ser, pero no importa, serenidad, porque venimos a disfrutar. Como yo hacía bastante tiempo que no corría, me temblaban bastante las piernas y además mi compi hizo el tiempo más rápido, decidimos que saliese él. Antes de la salida intercambiamos unas palabritas comentándole yo, más que nada, que no forzase, que son 5 horas, que vamos a pasarlo bien, que no se meta en luchas innecesarias, etc. Pues hace un año, cuando el corría en scooters, se caía cada vez que se subía a la moto. Ya aclarado este IMPORTANTE tema nos indican que es la hora de salir y nos vamos para la parrilla. Como la salida es tipo Le Mans, pero con motor en marcha, le digo que entre por la derecha de la moto y así solo tiene que coger el embrague, a la vez pisar la palanca del cambio, acelerar, meter la marcha y salir disparado. Un desastre de salida. Mi compi se hace un lío y además casi se cae de la moto sin ni siquiera meter la marcha. De chiste. Ya pasado este trance, pasan las vueltas y mi compi iba pisando huevos (creo que se había tomado demasiado en serio mi charla). No para de perder tiempo respecto a las otras RD´s. Pero... ¿si él es más rápido que yo?, entonces, mejor no pensar en cuando me suba en la moto.

Toca el cambio de piloto y como soy el más lento, pues voy con el tanque lleno. Ahí entra mi compi que se para en boxes y empezamos a llenar el depósito mientras el se baja y yo me subo. Me comenta que rebota de delante en la rapida de izquierdas. Salgo como un cohete, a tope, trazando como los locos, que me falta pistaaa, que me como el mundo, a por todos, AL ATEQUERRRR, y al llegar a una curva de izquierdas rápida (donde rebotaba) que es en 4ª, entro con el gas cortado, un poco pasado, frenando de delante y ZAAAS, pierdo la rueda trasera. De golpe me veo deslizando por el suelo sin saber porqué. Me levanto y los controles me recogen a la moto y a mí y nos acercan al muro. La miro y veo el manillar izquierdo roto, la careta del carenado le falta la mitad, la palanca del cambio suelta y yo hundido. No había dado ni una vuelta. Dos meses harto de currar en la moto y me pasa esto nada más salir. Ya me ha gripado otra vez. Espero a que venga la furgoneta a recogerme que de paso tarda un taco. Llego a boxes. Mi compi y el "manalle" me iban a quemar vivo. ¿Que ha pasado? Pues que ha vuelto a gripar, como siempre me pasa. Entonces que hacemos, salimos con la muleto que está de pena o con ésta, dice Juanfra, ¿y si la arrancamos?. Total que la arrancamos y no sonaba nada raro ¿?. Como pensaba que iba gorda le quité el filtro de aire para la carrera. Gran error. Así que se lo monté de nuevo, con la tapa original, no la preparada... Lo demás lo reparamos corriendo y a la pista de nuevo. Tan solo perdimos media hora así que a tope de nuevo.

Entra de nuevo mi compi y salgo otra vez yo, esta vez más calmado. Pero a la tercera vuelta ya no puedo más. Me duelen las manos, los antebrazos, las piernas, el cuello, la edad. Se suceden los turnos y yo cada vez estoy más cansado, no puedo ni apretar la maneta de freno. Me tiembla todo el cuerpo, pero acabamos la carrera sólo con un incidente más. En un cambio de turno entra mi compi y cojo yo la moto. Empezamos a repostar y le dice mi compi al "manalle": echa más gasolina, ¿más? si más, más y CHUAFF. Pasó lo que tenia que pasar, salieron por lo menos 5 litros de gasolina por encima de la moto. De repente todo el mundo se apartó y yo agarrando la moto con las puntas de los dedos y con la otra mano con los dedos cruzados y temblado para que no se inflamase. Verás como se eche a arder. Menos mal que no fue así. Secaron lo que pudieron de gasolina y a pista que no ha sido nada. Que si no se ha incendiado, ya no hay más mala suerte. Ahora pienso que fue divertido. La carrera pasa y yo también paso a motos pequeñas y alguna grande. Nos divertimos un rato. Se nos quedó corta la carrera. Normal porque perdimos un turno en los boxes reparando mi GRIPADA.

Así se quedó la moto después de mi CAIDA:


Tras finalizar la carrera empezamos ha hablar con los colegas y nos comentan que han quedado los otros dos equipos de Málaga 2º y 3º, y nosotros los 8º, rodando en los mismos tiempos que los de cabeza. Podíamos haber quedado junto a ellos.

Antes de la cena se hace la entrega de trofeos en el pudium del circuito. Esta vez nos quedamos fuera. La próxima será muuu diferente.

1º fue Mussull y Rius, les tengo calados... 2º Dani y Angelillo, los conozco muy bien porque empezamos a correr casi a la vez, cuando éramos más jovenes. Sé por donde pasarlos.... 3º Keko y Manolo. !Já¡¡¡, a Manolo lo paso sin manos y a Keko, ummmm, a Keko, tendré que emplearme más a fondo... A ver si se pasa por el bar la noche antes de la siguiente y le hago un dopaje de W.
A continuación, Deccla no ofreció una cena y los malagueños, como no, los más folloneros.

Entrega de medallas conmemorativas después de la cena y pal box a celebrarlo.

Guille "er manalle" que está en todo, se trajo una botellita de W. y que rápido que cayó. En los boxes, todos éramos los mejores, todos los más rápidos, lo que pasa es que las suspensiones, el motor, las gomas... Lo mejor del fin de semana sin duda es este momento de colegueo. Ni que decir tiene que nos fuímos para la cama calentitos. A la mañana siguiente recogemos todo y para Málaga, que solo son 5 horitas de camino.
Por aquí aparece una foto espía de mi compi negociando su próximo fichaje con el otro equipo. Jajaja

Animo a todos los que podáis, que probéis esta especialidad del motociclismo. Es apasionante. No importa los resultados, lo mejor es poder compartir mi pasión por las dos ruedas con gente como la que me he encontrado aquí. Gracias a todos por esas charlas que amenizaron el fin de semana y en especial a mis paisanos, al "manalle" y a mi compi.

Clasificación general

Clasificación por categorías