Si ganas al 2º, ¿eres el 1º?

Antes de nada aclarar que esto es la crónica desde que todo empezó a moverse, aquí por Málaga.

Estábamos reunidos en el "Foquitas 2.009 en las Alpujarras granainas, encerraos en un bar, de noche, ya calentitos de cervezas y comenta mi compañero de KTM, to caliente, con la nariz colorá, que podríamos correr en la carrera de Deccla de clásicas de febrero de solo 5 horitas. Aro, pa que lo soltó. Al lao estaba "er Juanfra", loco por soltarse de alguna de sus chatarras. Os puedo dejar esta Motobi, 350 T , bi-cilíndrica, pero tenéis que buscaros unos escapes. No, otra. Os puedo dejar una GT750 de Kawasaki 2T, tri-cilíndrica, pero tenéis que hacer el motor que esta ahí desmontado. No, ¿otra? Podéis usar esta fabulosa Gilera TG1 del 78, 2T mono, a la que solo le faltan algunos detalles (Estaba medio despiezá). Nos convenció pa que lo intentásemos con "esa" y me invito a pasar por su "chatarrería particular" a recoger la Gilera. El domingo siguiente fui a su cueva, a recoger "eso".


El lunes por la noche ya estaba casi desmontá del tó, para ponerla a punto en tos los sentíos. Después de cenar, echao en el sofá de casa, le empiezo a dar vueltas a la cabeza. ¿Pa que amos a correr con esto si el primo de Nanchy tiene una impoluta Montesa Crono 125? Llame a Nanchy y el convenció a su primo, el cual, iluso del tó, nos la dejo con la condición que las mejoras introducidas en el desarrollo de la preparación, se quedarían en el misil. Que remedio. Esto es mejor que tener que montar una Gilera, que no sabemos si arranca. Al menos la Crono sabemos que está mal, pero está. La mejor elección fue esta, sin duda.
Tras repasar el reglamento, nos pusimos a buscar las piezas necesarias para adaptarla a la competición pura. Semi-manillares, latiguillo de frenos, pastillas de freno, repaso entero del motor y de las suspensiones. Compramos un neumático trasero nuevo, dado que el que tenía no era de la medida original. Le insistí a Nanchy que la única forma de asegurar nuestro triunfo en la categoría era la de entrar con la moto lo mas estándar posible. Así fue. Tras desmontar el motor y comprobar que estaba gripado, me fuí a ver a mi amigo Manolito, el cual encontró en su almacén sin fondo, un pistón nuevo de medida estándar. Perfecto, pero de 1 solo segmento. Mu racing, pensé y al final no lo monté. Lijé un poco el pistón del año 84 que tenia gripado, con lija del 600 y quité el aluminio de la camisa con ácido sulfúrico. Al motor le cambiamos los retenes y rodamientos y se quedó como nuevo. También le dejamos el carburador de origen y...¡¡ hasta la caja de filtro!!. El escape lo limpiamos exhaustivamente y lo pusimos también fibra nueva en el silencioso. Los manillares, los adaptamos de una Yamaha 50 y los amortiguadores de una Honda CB125. La cadena nueva de Juanfra, puños nuevos y acelerador de corto recorrido. ¿Pa que mas? Una semana antes de la gran cita la arranqué y probé cerca de mi casa. Que asco de trasto. Ni frena, ni anda, ni na de na. Esto es lo que hay.
Ya solo nos quedaban pequeños retoques y los números. Nanchy se iba a encargar de los porta números y recurrió a la casa de su parienta. Le quitó como 3 bandejas de los desayunos y se las trajo pa casa. Las recortamos y quedo perfe. Le pusimos el fondo verde "esperanza" y ya solo faltaban los números que "er armondiga" se iba a encargar.
Llegó el viernes antes de la carrera y quedé con "er armondiga" en casa pa salir . Recogimos unas cosas, luego pasamos por ca Nanchy y pa Cartagena.
Tras una nevá de mieo por el camino y tomarnos unas cervezas llegamos a eso de las 12:30 al circuito. Entramos en la zona de acampada y reconocimos los coches de los subcampeones de Europa de 250. ¡¡Estaban ya durmiendo!!. ¡¡Que horror!!. Ante todo hay que ser educados y por eso nos dirigimos hacia ellos y le saludamos efusivamente, intentando volcar los coches sin resultados. Se despertaron con mala cara y no nos hicieron mucho caso, por lo que optamos por montar nuestro campamento y celebrar nuestra llegada con un buen litro de whisky cola. Tras un rato nos dispusimos dormir, pues el día siguiente iba a ser muy duro.
Llegó la mañana de la gran presentación. A eso de las 8 nos levantamos y nos dirigimos a recuperar fuerzas al bar. Nos jinchamos de comer y luego a verificar. Esto supuso un gran esfuerzo físico y psíquico, pues para hacer las verificaciones necesitas de una gran organización. Aro, ponen las administrativas en una punta y las técnicas casi fuera del circuito. Después de hacer las administrativas, cuando llegamos a las técnicas, ya estaban cerrando. Intentamos que nos verificaran la moto metida en la furgona, cosa que resultó imposible, al no llegar el comisario a ver la misma dentro. Había gran cantidad de material de competición sobre ella. Por lo menos nos verificó los cascos y resto de equipación. Algo es algo. Así se nos echó el tiempo encima y no nos dio tiempo a verificar la moto. Además tampoco teníamos el box abierto.
Seguidamente nos increparon a reunirnos en el briefing. Estábamos aún sin box, sin verificar la moto y to eso. No problemo. Hay tiempo. Tras el fabuloso briefing, en el que descubrimos que los meses que empiezan en fin de semana es cuando mas desgracias hay, bajamos a montar nuestro garito. No había ya mucho tiempo para la puesta en escena. Perdimos un poco de tiempo dado que a alguien se le olvido que hay que hacer y poner los números en la moto.

Salí yo como el voluntario a probar la tartaja esa. Tras 4 vueltas de intenso ritmo, a límite de las leyes físicas y del equilibrio, registré un esperanzador 2:44, que nos hundía en la clasificación. Seguidamente y sin para el artefacto salto sobre sus posaderas Nanchy para probarla. Hubo un incidente sin importancia y tuvo que entrar en boxes a realizar un pequeño ajuste. El manillar derecho se le había girado hacia delante e iba con una mano izquierda normal y la otra por delante del porta números. Comento que era un poco incomodo ir así 5 horas. Decidimos poner el manillar como estaba al principio. (Que mijitas son algunos conductores)

Para los cronos salieron mis compañeros, valientes, parta adaptarse al aparato. Marcaron un increíble 2.33. Ya antes de parar el tercer piloto se nos acerco un comisario, que muy amablemente nos indico que seguramente no nos dejarían correr. ¿?¿?¿?¿? ¿A nosotros? ¿Estáis seguros? ¿No serán los de la moto colora?


Que va, es que vais, muy lentos, que habéis marcado un 2:33, que sois un peligro para todos y para vosotros, Que si no teneis otra que corra mas. OJU!!. Le metí un poco de caña al tipo ese. Yo le contesté que estábamos solo de rodaje, que íbamos a cambiar el desarrollo, que íbamos a ir más deprisa y le pregunte que ¿Porque ahora es peligroso y hace 1 año no? ¿Porque ahora y nunca ha sido así? Me empeñé en salir a carrera con la crono. Cabezón que soy. El me dijo si, pero es que estáis en 2:33" y el mejor en 1:52". Hay mucha diferencia. Le respondí que justo hace 1 año estaba todo como ahora, que los últimos también rodaban en estos tiempos. El me dijo que a lo mejor nos sacaban bandera negra. JOERRRRR. Que no, que amos a correr "mummcho, munnncho". Llega seguidamente el director de carrera y me comenta lo mismo. Le insistí que íbamos con cuidado y el me dijo que era verdad, que había visto como respetábamos a tos, que no molestábamos excesivamente y que íbamos con cuidado. De igual manera me dijo que hiciese la salida y que decidiría después. Ya estamos. Como me joden estas cosas. Cambiamos desarrollos y le llenamos el deposito entero de gasolina al 5%, de aceite, por si las moscas. Apretamos todos los tornillos y le echamos fijador. Pensábamos que ya estaba todo listo y otro comisario nos hizo desmontar el avisador de adelantamientos que llevábamos instalado. No indicó que no estaba homologado. ¿Pero si es todo de plástico, homologado por la Barbie?. Que no.


Obviamente, nos hicimos la foto de equipo antes de salir a carrera, por si las moscas.


Nota: fijaos en la altura de la moto.

Nos llaman pa la salida. Se me plantea la duda de por donde subirme a la moto, derecha o izquierda. O por encima directamente. Ni idea. Decidiré en el momento.
Todos a la pista, compruebo en al vuelta de reconocimiento que todo va perfecto. Es la moto perfecta. No se mueve, no chatering, no frena, no anda, Si viiiiiibraaaaaaaaa.


Todos puestos en orden, y el comisario esperando a la hora. 1 minuto ytos nerviosos. ¡Zaaas! Salida. Todo corremos hacia nuestras máquinas, unos mas que otros, y yo consigo adelantarme varios puestos solo en al salida. Esto tiene buena pinta. Obviamente esto me duró solo 3 metros, tras los cuales pasaron casi toó. Solo se quedo uno perdido al que tuve que señalizar, en plena recta de meta por dodne le dejaba pasar, pues no lo tenía muy claro.
Las primeras vueltas fueron de infarto. Exprimí el motor todo lo que daba de sí. Solo utilizando la 5ª y 6ª. Conseguí el record del circuito al rodar en el increíble 2:21. Al cabo de 3 vueltas noté un gran desfallecimiento del motor y decidí conservar el resto de la carrera y no apurar la 6ª a ser que sea necesario para efectuar un adelantamiento. Efectivamente, nunca más tuve que apurar la 6ª. Los pilotos me empezaban de doblar, yo les intentaba indicar el sitio de paso y ellos valientemente se atrevían a seguir mis indicaciones. Hasta que un loco de esos de las motos gordas, se le ocurrió adelantarme por donde no hay sitio. A la salida a de la chicane, me pego al lado izquierdo, pero dejando un margen de seguridad de medio metro entre la moto y la línea blanca. Ya sabes, por si se produce una aceleración descontrolada. De repente pasa por ahí un loco, que casi me toca con su hombro en mi mano izquierda. ¿Pero habrá sitio en toa la pista pa pasar por ahí? Tós los de las 4t son iguales.

Cada vez que pasaba por meta intentaba saludar a mi equipo. Tenía tiempo de eso y de más, pero si soltaba la mano del manillar se producían unas fuertes vibraciones que me desencajaban todos los dientes y hacían que casi se me saliese las botas y el casco. ¡Una locura!
Tras una dura media hora de carrera a tope, me indican la entrada en boxes. Procedo a cambiar de piloto y no consigo bajarme de la moto. Me había quedado enquilosado con las vibraciones. No podía abrir la mano derecha. Necesité de un masaje en la mano derecha, si, la importante, la personal, la mano amiga... para recuperarme de la tensión de la carrera y seguir con mi infernal ritmo.

Video del nivel del equipo en carrera:

 

 


Mis compañeros hicieron un trabajo perfecto. Nanchy mantenía un buen ritmo de carrera y "er Armóndiga" dejaba respirar el motor durante su relevo, para asegurar. Me comentó que iba en 6ª en todo el circuito y que no frenaba en ninguna curva. No se como lo hacia, pero me indico que así le iba mejor. Cada vez que le veía pasar por meta pensaba que la moto estaba rota. Pasaba por meta haciendo: pop, pop, pop.
La carrera se aventuraba difícil dada la fuerte disputa con los actuales subcampeones de Europa de 250. Por lo visto alguien le metió el demonio esa noche en la moto y el embrague no les dejo hacer una carrera en condiciones. Los siento por ellos, pero gana el más rápido. Sin duda nosotros.
Al acabar la carrera, nos enteramos que éramos las ganadores de la carrera. Si, de la carrera. Claro, en nuestra categoría. No nos podíamos imaginar que ganásemos de esta forma tan disputada. Después de 5 horas le sacamos al menos 10 vueltas al segundo y al tercero ni idea, porque no había 3º, ni 41, ni 5º. Solo éramos 2.
Para ir al podium, lógicamente hay que meterse en situación. Nos vestimos como los tipos de aquella época, gracias a la colaboración "derl Armondiga".

Intentamos llegar los 3 montaos en al moto, pero Nanchy, debido al par del propulsor de la cron, no pudo agarrarse lo suficientemente fuerte y se descabalgo de forma contundente al menos 3 veces antes de llegar.

 

Llegamos al podium y claro, subimos con nuestra fabulosa moto.

 

Alli lo celebramos a tope y agradecemos a los 2º su colaboración,. Si no llegan a romper no hacemos na de na.

 

Luego tras esto nos fuimos pal box a jincharnos de cervezas, de canne y de mojito que trajo el cronometrador, verdadero culpable que hiciésemos esos tiempos tan ridículos. Podía habernos echado un cable. Tal vez la próxima.


PD: andamos intentado encontrar al tipo este de la foto. Se jinchó de beber cerveza y no nos dijo ni su nombre. Por lo visto flipo con la Crono y quiere hacerse una para el.